Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar

Si no es comida no te lo comas; tenga o no gluten; seas o no celiaco

Algunos productos que no son comestibles son susceptibles de contener gluten, algo que preocupa a las personas con celiaquía a pesar de que esta circunstancia no tenga demasiado fundamento. No obstante conviene observar con detalle cuestiones relativas a los niños y a los medicamentos

Los síntomas de la Enfermedad Celiaca (EC) se ponen de relieve solo, exclusivamente, y no de  otra forma –es preciso dejar clara esta circunstancia- cuando algunos individuos genéticamente predispuestos ingieren gluten u otras proteínas genéricamente conocidas como prolaminas. Tres son pues los elementos que hay que destacar a la hora de hacer frente a los síntomas de la EC:

  • Solo afecta a personas genéticamente predispuestas,
  • El elemento que les afecta es el gluten o las prolaminas que solo están presente en cereales concretos (trigo y sus variedades híbridas como el triticale, la cebada, el centeno, la espelta, el kamut y probablemente la avena) o en productos alimenticios que los contengan,
  • Los pacientes solo se ven afectados si ingieren dichos elementos y estos entran en contacto con el epitelio intestinal.

Dicho de otra forma, los pacientes con EC pueden tocar, manipular, coger e interactuar con elementos que, ya sean comestibles o no, contengan gluten sin que su sintomatología se vea afectada. Siempre, claro está que no los ingieran.

Estas cuestiones han de quedar claras para zanjar, por ejemplo, la polémica suscitada meses atrás con la publicidad de una línea de champús  de la firma Herbal Essences en la que se alegaba que era “sin gluten” (y que sigue a la venta). Esta afirmación da a entender, y por tanto confunde a los consumidores, al hacerles creer que el gluten: a) no es “natural” y b) puede provocar algún efecto dañino al entrar en contacto con la piel de cualquier persona con independencia de que tenga o no EC (en el spot no se hace ninguna salvedad al respecto).

En este sentido y por lo que a las personas con EC pueda afectar la Federación de Asociaciones de Celiacos de España es clara sin dejar el menor margen para la duda y por lo tanto afirma:

Texto

Y ponen un ejemplo elocuente: a las personas con EC no les pasa nada, nada, por coger el pan con las manos (teniendo en cuenta el posible riesgo de contaminación cruzada). Y si eso pasa con el pan no digamos con otros productos en los que la cantidad de gluten (si es que la hay) es infinitamente menor. No digamos ya si además no se trata de un producto alimenticio.

No obstante lo dicho es preciso abordar los matices que presenten tres situaciones especiales:

Productos que no siendo comestibles tienen un riesgo elevado de ser ingeridos

Es preciso coincidir que algunos productos pese a no ser comestibles puede que se ingieran accidentalmente en pequeñas cantidades. Los casos más evidentes serían dentífricos, colutorios y lápiz de labios (con color o protectores) que podrían, llegado el caso, usar algún excipiente que contuviera gluten. Y digo “llegado el caso” porque en esencia todos estos productos no tiene porqué llevar gluten y no lo llevan. De todas formas, y aunque lo llevaran, su cantidad se entiende mínima. Así, tal y como sostiene la dietista-nutricionista María Caballero (@maria90case) delegada de la Asociación de Celiacos de Aragón: “Sería necesario ingerir 10 barras de labios completas, 1 tubos de pasta de dientes, más de 1L de crema y varios botes de colutorio en un mismo día para que la posible cantidad de gluten que contengan los excipientes de estos productos pudieran afectar y dañar el intestino de un celiaco”.

Es decir, incluyan o no incluyan indicación “sin gluten”, estos productos suelen ser todos “sin gluten”… y si lo llevan la cantidad que habría que tragar sería descomunal para afectar a alguien con EC. Y todo ello sin olvidar que no son productos comestibles. Probablemente si alguien consume tanto de este tipo de productos como para verse afectado, la EC será el menor de sus problemas (recordemos la absurdez de quien en su día se preocupaba por el contenido en gluten de la cocaína).

Los niños ante productos no comestibles susceptibles de tener gluten

El gluten es un elemento que tiene ciertas propiedades tecnológicas y que pueden aprovecharse en la fabricación de material escolar: gomas de borrar, lápices de colores, pegamento, etcétera que pueden terminar por ingerirse en el caso de los más pequeños.

En este contexto lo primero que tiene que imperar es la lógica entre el profesorado y las personas a cargo del cuidado de los más pequeños y considerar que:

Niña come pintura

Los medicamentos que sí contienen gluten

Mención especial ha de hacerse en estas cuestiones ante los fármacos susceptibles de contener gluten entre los excipientes. Y es que el almidón suele emplearse en la fabricación de una amplia variedad de comprimidos y cápsulas. En este contexto, la actual normativa obliga a los fabricantes de los medicamentos a declarar el gluten y el almidón de trigo, tanto en el envase como en el prospecto de aquellos medicamentos que los contengan, tal y como refleja la Circular 2/2008 de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, sobre los excipientes contenidos en los medicamentos.

De todas formas y para tranquilidad de todas aquellas personas con EC que tengan la necesidad de incluir algún fármaco que incluye gluten en su composición y que no dispongan de otra presentación sin gluten y equivalente en cuanto al principio activo, han de saber que según los cálculos publicados en el documento “El gluten y los medicamentos genéricos”, hay casi tres veces más gluten en 100g de un pan considerado legalmente “sin gluten” que en un comprimido especialmente generoso en su tamaño que declara incluir almidón de trigo y que a su vez contiene la máxima cantidad de gluten permitida. Es decir, si en algún caso fuera imprescindible tomar un medicamento que declara la presencia de gluten o almidón de trigo en su composición, la cantidad de gluten que se llegaría a ingerir sería muy pequeña, y bien tolerada por la mayoría de las personas con EC, si se tienen en cuenta los estudios en los que se recomienda que el paciente con EC no supere la ingesta de 50 mg de gluten diariamente. Hace ya 6 años le dediqué a este asunto un post monográfico que puedes consultar en este enlace.

———————————————————-

Nota bene: Este contenido ha sido redactado como parte de un convenio de colaboración con Dr Schaär Institute.